Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

SIGUE EL CURSO ESCOLAPIO, AHORA EN PERALTA

Crônica dia 22/07

Os jovens Escolápios continuam sua caminha. Hoje iniciaram o seu dia com a oração presidida pelo Pe. Emanuel que, aproveitando a ocasião, despediu-se dos novos jovens. Disse ele que “se anima por ver novos Escolápios desejosos de fazer o mesmo caminho que muitos Escolápios fizeram e continuam fazendo.

A atividade que seguiu, foi o início da “Rota Calasância” em Peralta de la Sal. Hoje, acompanhados do Pe. Frias, conheceram o templo onde foi a residência de Calasanz. Foi um momento profundo para os nossos Religiosos que puderam contemplar o “grande” terreno fecundo das Escolas Pias.

 

Logo depois, a rota continuou até a paróquia onde Calasanz iniciou seu processo de vida na comunidade cristã. Foi nessa capela, hoje administrada pelos Escolápios que Calasanz recebeu seu batismo cujo a pia batismal continua intacta, mesmo após as guerras.

Pela tarde, a visita foi em Barbastro onde Calasanz exerceu seu primeiro ano como presbítero. Ao retornarem para Peralta, antes de chegarem a comunidade, pararam um momento no memorial dos mártires Faustino Oteiza e Florentin Felipe (de feliz memória) para rezarem por todos Escolápios.

Que o carisma de Calasanz continue crescendo e motivando nossos religiosos a viverem sua missão na comunidade escolápia.

 

Crónica del día 22 de julio

Los jóvenes continúan su camino. Hoy iniciaron su día con la oración presidida por el P. Emmanuel que, aprovechando la ocasión, se despidió de los jóvenes. Dice que “se anima al ver nuevos escolapios deseosos de hacer el mismo camino que muchos escolapios hicieron y continúan haciendo”.

La siguiente actividad fue el inicio de la “Ruta Calasancia” en Peralta de la Sal. Hoy acompañados por el P. Frías, conocieron el templo construido donde estuvo la casa de Calasanz. Fue un momento profundo al contemplar el gran y fecundo terreno de las Escuelas Pías.

Después la ruta continuó hasta la parroquia donde Calasanz inició su vida cristiana. Fue en esa iglesia, hoy adinistrada por los escolapios, donde Calasanz recibió su bautismo: la pila bautismal continúa intacata, incluso después de las guerras.

Por la tarde la visita fue a Barbastro donde Calasanz ejerció su primer año como presbítero. a la vuelta a Peralta, antes de llegar a la comunidad, pararon un momento en recuerdo a los mártires Faustino Oteiza y Florentin Felipe (de feliz memoria) para rezar por todos los escolapios.

Que el carisma de Calasanz continúe creciendo y motivando a nuestros religiosos a vivir su misión en la comunidad escolapia.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web